jueves, 3 de abril de 2014

HERNIA DE DISCO EN ENFERMERAS POR MOVILIZAR Y TRASLADAR PACIENTES


Hace un tiempo en este Blog posteamos un caso de una enfermera de geriátrico que habia sido indemnizada por una hernia de disco causada por movilizar ancianos. Ver enlace. 

En esta ocasion vamos a comentar dos casos similares. 

En el primero de ellos se otorgó una indemnización a una enfermera de neonatología que sufrió un accidente al movilizar y trasladar madres parturientas en sillas de ruedas por las escaleras del sanatorio y las incubadoras.  

La Camara Nacional de Apelaciones del Trabajo le otorgó una indemnización por la incapacidad sufrida por una hernia sufrida en dicha ocasión, con los siguientes fundamentos: 


Del relato de los testigos se desprenden las tareas realizadas durante la evacuación: 

 La testigo Ferreira Dos Santos (fs. 377/378), declaró que era empleada de la demandada y que conocía a la actora del Sanatorio de la Trinidad, donde se desempeñaba como enfermera en la parte de neonatología. Explicó que ambas cumplían los mismos horarios los días sábados, domingos y feriados de 7 a 21 horas y que la accionante sufrió un accidente de trabajo cuando tuvieron que efectuar la evacuación del Sanatorio a causa de una fuga de gas que hubo en Bullrich esquina Cerviño el día 21 de setiembre de 2005 ó 2006. Manifestó que la actora estuvo haciendo fuerza trasladando en sillas de ruedas a las madres que estaban en el Sanatorio y a los bebés en las incubadoras hacia la calle y que, a partir de ahí, comenzó a sentir dolor en el brazo, cree que era el brazo derecho, y que lo supo porque la vió. Los chicos fueron trasladados al Medical Center y luego fueron nuevamente traídos a la unidad de terapia intensiva neonatológica, donde la actora ayudó a ordenar y volvió a nursery también a organizar. Agregó la dicente que también evacuaron el material que podían llegar a necesitar, monitores, sondas, leche y pañales, porque no sabían cuánto tiempo no iban a estar en el Sanatorio. Manifestó además que todo el personal que estaba trabajando en ése momento hizo la evacuación, alrededor de 8 ó 10 enfermeras de neonatología, dos mucamas, un auxiliar de servicio, cuatro ó cinco médicos que estaban en ese momento y los camilleros. Sostuvo que la lesión de la actora fue posterior al traslado de los pacientes y que, anteriormente, nunca había referido dolor en el brazo. No sabe cuántas madres fueron trasladadas por la actora, que había muchos bebés chicos y que se actuó con la mayor calma posible sin alterar a nadie y que todos ayudaron a trasladar.

Entonces el Juez fundamentó: 

contrariamente a lo sostenido por la recurrente, de la prueba testimonial aportada a estos autos surge acreditado que la actora sufrió el 21/9/05 un accidente en ocasión y con motivo de su trabajo en el Sanatorio de la Trinidad al ayudar a la evacuación de personas e incubadoras, por lo que la queja de la demandada Galeno Argentina SA. no puede tener recepción favorable en este aspecto.
Desde esa perspectiva, considero que el esfuerzo que implicó empujar sillas de ruedas con pacientes por las escaleras y las incubadoras resultaban cosas generadoras de un riesgo específico pues es evidente que, por el peso que tenían, exigían un considerable esfuerzo físico para movilizarlas. Por otra parte, en el caso, es indudable que al evidente riesgo generado por las “cosas” (sillas de ruedas con personas e incubadoras) se agrega como factor desencadenante el hecho que debieron ser movilizados por escaleras ya que los ascensores no podían ser utilizados. Creo oportuno recordar aquí que en el Ac. Pl.Nº 266, “Perez, Martin I. C/Maprico SAICIF” del 27/12/88 se fijó la siguiente doctrina: “en los límites de la responsabilidad establecida por el art. 1113 C.Civil, el daño causado por el esfuerzo desplegado por el trabajador para desplazar una cosa inerte, puede imputarse a riesgos de la cosa”. En consecuencia, es evidente que el accidente guarda relación causal adecuada con el riesgo de las cosas que la empleadora tenía bajo su guarda (sillas con personas e incubadoras) y que, por lo tanto, la situación resulta encuadrable en el esquema de responsabilidad previsto en el art. 1113 del Código Civil.
CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO, SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 97.964 SALA II Expediente Nro.: 31.813/2006 (Juzg. Nº 15) AUTOS: "LAZARTE GLADIS MARGARITA c/ SANATORIO LA TRINIDAD PALERMO S.A. Y OTROS s/ ACCIDENTE ACCION CIVIL" 30/4/2010


En el segundo caso se trata de una enfermera de un establecimiento donde atendía pacientes ancianos con alzheimer. 

Del relato de los testigos se desprende que: Los testigos de ambas partes (Cejas: fs. 245/246; De Sousa fs. 261; Rogel fs.310/311; Canto fs, 248/249) todas enfermeras y con conocimiento de la labor desarrollada por la actora, por haber trabajado en el lugar, fueron contestes en Miriam Pacheco fue asignada al sector Raggio y Devoto donde atendía a enfermos con mal de Alzheimer, que implicaba higienizarlos, cambiarlos, darlos vuelta, movilizarlos, muchas veces a personas de considerable peso y volumen físico, sola habitualmente.

El Tribunal condena al empleador a pagarle una indemnización con el fundamento: 

La actividad laboral prestada por la actora como enfermera habiendo sido designada al cuidado de pacientes gerontes con alzheimer que practicamente los inmobiliza, a la edad de la actora, significa que el concepto de “cosa” debe ampliarse al de ámbito laboral. Y el de “cosa riesgosa” al de “actividad riesgosa”.

Ya sea por aplicación de la primera parte del segundo párrafo del art.1113

del Código Civil …”en los supuestos de daños causados con las cosas” o la segunda parte del mismo párrafo….”si el daño hubiere sido causado por el riesgo…de la cosa” no hay eximición total o parcial de responsabilidad para la demandada toda vez que no ha demostrado que de su parte no hubo culpa, y menos acreditado la de la víctima o de un tercero por quien no debe responder.

De todo ello corresponde inferir, a tenor del encuadre dado al reclamo, que resultan de aplicación las previsiones del art. 1113 del Código Civil, por cuanto en la provocación del daño ha intervenido una cosa (interpretando este término en toda su extensión, la cual, además, resulta notoriamente provocadora de riesgos o peligros. A la parte demandada, atendiendo a las defensas esgrimidas, le correspondía acreditar los extremos antes citados para así disolver el nexo causal.

Si bien la lesión incapacitante sufrida por la actora no constituyó un accidente súbito, si quedó probado que se produjo a partir de un esfuerzo con un paciente en julio de 2008 a partir de lo cual se registran diversos tratamientos médicos en su legajo hasta su despido por la empleadora. Por lo tanto tampoco pueda decirse que se trata de una “enfermedad profesional o laboral” y sí más bien una lesión producida por el trabajo profesional de enfermera en el cuidado de enfermos.

Consecuentemente he de propiciar la revocación de la sentencia de grado, haciendo lugar a la demanda de daños y perjuicios con base en el art. 1113 entablada por la actora, de la cual se atribuye responsabilidad directa a la accionada de autos.

CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO SALA VI EXPTE. Nº 10.590/2009 JUZGADO Nº 6 AUTOS: “PACHECO MIRIAM RAQUEL C/ SOCIEDAD ITALIANA DE BENEFICIENCIA EN BUENOS AIRES Y OTRO S/ ACCIDENTE – ACCION CIVIL”


De los casos antes reseñados se desprende la responsabilidad del empleador y de la ART por los daños producidos en la salud de las enfermeras causados por levantar y movilizar cosas y personas inertes (pacientes). 

En un articulo en que hace se referencia a la peligrosidad de dicha tarea y los recaudos que deberían cumplirse y enseñarse a las enfermeras para disminuir los riesgos en su salud, se dice: 


Las tareas de movilización y levantamiento de pacientes son la principal causa de lesiones  músculo-esqueléticas en el personal de la salud. Estos trastornos pueden ir desde  síntomas leves de aparición periódica hasta cuadros crónicos altamente incapacitantes.  Entre los principales ejemplos se incluyen los dolores lumbares, hernias de disco,  tenosinovitis, síndrome del túnel carpiano, y los esguinces y distensiones musculares de  hombros. Estas tareas son realizadas fundamentalmente por enfermería en forma manual y de manera repetitiva, lo que aumenta las chances de sufrir estas lesiones en el trabajo. 

El documento completo, que se llama "Fragil! pautas para movilizar y desplazar pacientes"  Ver Link


En otro trabajo universitario se indica: En el trabajo de enfermería se desarrollan múltiples tareas en donde a veces se requiere de un gran esfuerzo físico. La movilización y el transporte de  pacientes, el trabajo prolongado de pie, los movimientos repetitivos y la falta de  descanso por tener doble trabajo en la mayoría de los profesionales, constituyen importantes factores de riesgo que producen con el paso del tiempo, lesiones  óseas, musculares, articulares y tendinosas. Si a esto se le suma una postura  inadecuada y una incorrecta aplicación de los principios de mecánica corporal el riesgo aumenta. 

El texto completo aquí. 


Gabriel Martinez Medrano
abogado de trabajadores
especializado en accidentes de trabajo
y enfermedades profesionales
gabrielmartinezmedrano@gmail.com




domingo, 9 de marzo de 2014

INDEMNIZAN ARTROSIS EN CHOFER DE COLECTIVO DE CORTA DISTANCIA

La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo entiende que la artrosis puede ser calificada como enfermedad laboral en el caso de los choferes de colectivos de corta distancia. 


Así se dijo: 


En  las  conclusiones alcanzadas en el Plenario del Cuerpo Médico Forense   del   05/05/94   (DT   1994-B-2249)  se expresaba  que microtraumatismos   laborales  en  modo alguno  podían  producir artrosis,   y que  las  tendencias actuales  atribuían  a  esa enfermedad   origen   genético.   

Pero   esas   conclusiones  son anteriores  al  dictado  del decreto 658/96, norma que reglamenta el  art.  6  de la ley 24557 y que reconoce a las actividades que  expongan  al cuerpo entero a vibraciones (particularmente las que llevan  a  cabo los conductores de vehículos pesados) como agente provocador  de  enfermedades  como  la  espondiloartrosis  de  la columna lumbar. 

19.452/2008   MONTERO, CARLOS ALBERTO C/ LINEA 22 S.A. S/ACCIDENTE - ACCION CIVIL 15/04/10 91873 CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO. Sala III.

viernes, 21 de febrero de 2014

INDEMNIZACIóN POR HERNIA AGRAVADA AUNQUE EXISTíA ARTROSIS ANTES DEL INGRESO AL TRABAJO


El día 25 de septiembre de 2013, la Sala 9na de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo, con sede en Ciudad de Buenos Aires,  otorgó una indemnización cercana a los 80 mil pesos (más intereses)  a un trabajador de edad avanzada (no se especifica en la sentencia)  que trabaja de metalúrgico y que tenía artrosis previa, pero que el trabajo levantando packs de hojalata de 30 kg le agrava la enfermedad.

En estos casos se indemniza el agravamiento de la salud provocado por el trabajo, aunque hubiera una enfermedad previa al ingreso que fue detectada en el examen preocupacional.


En la sentencia los Jueces señalaron:

Obsérvese que el testigo hace referencia a que "las hojalatas" se levantaban en forma manual y se trasladaban durante unos 3 metros hasta una mesa. Éste material, señala el testigo, pesaba aproximadamente 30 kl.Luego, según interpreto de los dichos transcriptos, una vez que "el manojo" de hojalatas se encontraba en la mesa, el trabajador cargaba el alimentador del balancín levantando, ahora sí, de una tira de hojalata a la vez. 

Destaco que, a mi modo de ver, la declaración de González luce eficaz para acreditar los hechos materia de controversia, toda vez que, al haber sido compañero de trabajo del actor, tuvo conocimiento directo de los hechos sobre los que declara. Por otra parte, sus dichos son precisos, concretos, y coinciden plenamente con los descriptos en el libelo de inicio, razón por la cual otorgo a su testimonio pleno valor probatorio (art. 386 del CPCCN). 

En tal entendimiento, según mi criterio, teniendo en cuenta las pruebas aportadas en autos y el dictamen de la experta médica, se encuentra acreditado que la actividad laboral del demandante -consistente, entre otras cosas, en levantar pesadas cargas de hojalata- influyó, en forma conjunta con los accidentes laborales padecidos, y con ciertos factores personales, en la afección columnaria que padece actualmente, agravando la "espondiloartrosis" y generando las lesiones herniarias de disco invertebrados a las que hace referencia la perito médico. 

Consecuentemente, en atención a que la experta manifestó que "el porcentaje de incapacidad reclamado resulta razonable" (ver fs. 287), tendré en cuenta que el actor padece una incapacidad total del orden del 35% de la t.o. 


VI- En virtud de lo expuesto, toda vez que, en mi opinión, se encuentra debidamente acreditado en autos que la afección columnaria que padece el trabajador encuentra su causa no sólo en la artrosis que padecía con anterioridad a su ingreso a la empresa, sino también en los accidentes de trabajo sufridos, y en su propia actividad laboral, propongo modificar parcialmente la sentencia de grado y elevar el monto de condena a cargo de la codemandada Envases Fadeh S.A.a la suma total de $79.003,32 ($75.003,32 + $4.000); aclarando que la codemandada QBE Argentina ART S.A. resulta responsable solidaria de tal pago en la medida de la póliza de seguro, en los términos del art. 14 de la ley 24.557. 

El caso se llama Orellana Carlos Alberto c/ Envases Fadeh S.A. y otros s/ accidente - acción civil

En la sentencia no se indica cuales son los parámetros para indemnizar (edad y salario del trabajador).


jueves, 23 de enero de 2014

INCORPORACION DE ALGUNAS HERNIAS DE DISCO AL LISTADO DE ENFERMEDADES DE LAS ART

DECRETO 49/2014, PUBLICADO EN B.O. el 20/1/2014


Articulo actualizado a Enero 2014.


Gabriel Martinez Medrano. Abogado laboralista de Trabajadores. gabrielmartinezmedrano@gmail.com


En anteriores post (aquí y aquí) habíamos manifestado que había un proyecto de incorporar las hernias a los listados de reparación de las ART.

Recordemos que según el sistema de la Ley de Riesgos del Trabajo sólo se otorgan indemnizaciones a las enfermedades que se encuentren en el listado. Las que están fuera del listado solo se pueden indemnizar mediante acción judicial, siendo el juez laboral quien determina el origen laboral de la patología.

Hasta el dia 20 de enero de 2014 todas las hernias de disco estaban excluídas del listado y por lo tanto había que reclamarlas judicialmente.

El 20 de enero se dictó el Decreto 49/2014  que incorporó al Listado algunas patologías de columna. Veremos cuales quedan dentro y cuales quedan fuera.

El decreto contiene un texto y un Anexo I (en lo que aquí nos importa).

El art 1ro dispone: ° — Incorpóranse al Listado de Enfermedades Profesionales, previsto en el artículo 6°, inciso 2, apartado a), de la Ley Nº 24.557 y sus modificatorias, aprobado por el ANEXO I del Decreto Nº 658/96, las enfermedades —y sus respectivos agentes de riesgo, cuadros clínicos, exposición y actividades en capacidad de determinar la enfermedad profesional—, que se consignan en el ANEXO I que forma parte integrante del presente decreto.



Por su parte, el Anexo I contiene la incorporación de algunas patologías. En materia de enfermedades de columna se incorporan las hernias de disco con las siguientes condiciones:




 ENFERMEDADES
ACTIVIDADES LABORALES QUE PUEDEN GENERAR EXPOSICION
- Hernia Discal Lumbo-Sacra con o sin compromiso radicular que afecte a un solo segmento columnario.
- Tareas que requieren de movimientos repetitivos y/o posiciones forzadas de la columna vertebral lumbosacra que en su desarrollo requieren levantar, trasladar, mover o empujar objetos pesados.

Para clarificar: se indemniza la hernia de disco. Aquí se abre una primera discusión, ya que la mayoría de las discopatías se diagnostican como “lumbalgia”, “lumbociatalgia” (ambas desde el punto de vista funcional) o “protrusión discal” (desde el punto de vista anatómico).  La protrusión discal para algunos médicos no llega a ser una “hernia” porque el disco está deformado pero no hay rotura del mismo.  Si las ART interpretan el término “hernia” como rotura del disco, como vienen haciendo algunos médicos, quedarían fuera de cobertura todas las discopatías que no sean hernias o extrusiones discales, con lo cual no se cubre la mayor parte que son las “protrusiones”.

La segunda cuestión es que se trata de hernia discal “lumbosacra” es decir que solo afecta los segmentos o discos de mas abajo de la columna (en color amarillo y verde en el gráfico inferior). La columna se divide en cervical, dorsal (o toráxica), lumbar y sacra. Dentro del listado quedan las hernias de la columna lumbar y sacra. Por lo general en la resonancia se lee como hernia L5, S1, L4, etc.  Por el contrario la hernia cervical se lee como C1, C4, C7, etc.  Ver gráfico:



La tercera cuestión es que, para estar incorporada, la hernia debe afectar solo un disco.  Es decir que si el trabajador tiene afectación en más de un disco (ej. L4-L5 y L5-S1) la ART no reconocerá la patología como laboral.

Hasta aquí las limitaciones médicas para el reconocimiento de la patología como laboral:
1.       Que sea hernia (descartando las demás discopatías)
2.       Que sea lumbar
3.       Que afecte un solo disco

A su vez existen condicionamientos respecto del origen de la patología que vienen en el siguiente texto del anexo I al Decreto.

La norma requiere que la lesión haya sido producida por alguno de los siguientes agentes:  POSICIONES FORZADAS y/o  GESTOS REPETITIVOS DE LA COLUMNA VERTEBRAL LUMBOSACRA

En ambos casos se requiere que en el desarrollo de la tarea se levante, translade, mueva o empuje objetos pesados.

El texto del Anexo continúa diciendo (lo subrayado es texto oficial y lo no subrayado es nuestro comentario):

LEVANTAMIENTO DE PESOS:

Los valores límites de las tareas habituales en relación al peso y tiempo de ejecución durante la jornada laboral son los referidos en las Tablas 1, 2 y 3 del Anexo I de la Resolución del MINISTERIO DE TRABAJO, EMPLEO Y SEGURIDAD SOCIAL Nº 295/03. La SUPERINTENDENCIA DE RIESGOS DEL TRABAJO dictará las normas complementarias tendientes a definir los valores límites de las tareas habituales en relación al peso y tiempo de ejecución para aquellos movimientos (traslado, empuje o arrastre de objetos pesados) no contemplados en la resolución citada.


Para que se indemnice una hernia, debe comprobarse que el trabajador levantaba pesos en las condiciones dispuestas en la resolución mencionada que trae tres cuadros que son los siguientes:













El período durante el cual las tareas descriptas deben ser ejecutadas no debe ser inferior a TRES (3) años cumplidos en forma continua o discontinua mediante el desempeño en jornada habitual completa definida legal o convencionalmente. El período en cuestión será proporcionalmente ajustado a las circunstancias del caso cuando el trabajador preste servicios con arreglo a regímenes de jornada reducida o a tiempo parcial.

La norma requiere una antigüedad en el puesto de trabajo de 3 años. En el caso de trabajo a tiempo parcial el tiempo se extiende en proporción inversa al horario. (Ej si trabaja un tercio de jornada requiere 9 años de antigüedad).

GESTOS REPETITIVOS:

Se considerarán Gestos Repetitivos aquellos movimientos continuos y repetidos efectuados durante la jornada laboral en los que se utilizan un mismo conjunto osteo-mio-neuro-articular de la columna lumbosacra.


POSICIONES FORZADAS:

Las Posiciones Forzadas son aquellas en las que la columna lumbosacra deja de estar en una posición funcional para pasar a otra inadecuada que genera máximas extensiones, máximas flexiones y/o máximas rotaciones osteo-mio-neuro-articulares durante la jornada laboral.


La norma concluye con disposiciones comunes para todas las enfermedades incorporadas – entre ellas las hernias mencionadas en nuestro trabajo:
Disposiciones comunes:

Con relación a todas las enfermedades contempladas en este Anexo, en cada caso concreto el órgano encargado de la determinación de la incapacidad deberá establecer científicamente si las lesiones fueron provocadas por causa directa e inmediata de la ejecución del trabajo, excluyendo la influencia de los factores atribuibles al trabajador o ajenos al trabajo.

Se entiende que para el reconocimiento de hernias, si o si deba pasar por Comisión Médica – que fueron declaradas inconstitucionales por la CORTE SUPREMA. Sobre todo porque un organismo médico debe determinara la eixstencia de relación de causalidad entre las tareas laborales efectuadas por el obrero y la patología, algo que es resorte exclusivo del Poder Judicial ya que no se trata de una cuestión médica sino jurídica y requiere prueba sobre la tarea desempeñada.



Sólo se indemnizarán los factores causales atribuibles al trabajo, determinados conforme lo anteriormente indicado.


Excluye la llamada teoría de indiferencia de la concausa.



Lo expuesto precedentemente es sin perjuicio del cumplimiento pleno de las prestaciones médico-asistenciales y sustitutivas de la remuneración en el período de Incapacidad Laboral Temporaria, cuando se demuestre la influencia causal de factores atribuibles al trabajo.

En el caso de prestaciones indemnizatorias temporarias, estas deben abonarse aunque haya factores extraños al trabajo que influyan en la patología.



Asimismo, en todos los casos que contempla el presente Anexo será necesario tomar en cuenta, además de los antecedentes médico-clínicos, los estudios técnicos correspondientes al puesto y las condiciones y medio ambiente de trabajo concretos a los que estuvo expuesto el trabajador.


Se determina que debe realizarse estudios técnicos y de condiciones de medioambiente de trabajo. No queda claro quién debe hacer estos estudios y que posibilidad tendrá el trabajador de controlar los resultados de dichos estudios.  Por lo general estos estudios se hacen en un proceso judicial por los peritos designados por el Juez lo que asegura su imparcialidad. Las Comisiones Médicas no cuentan con peritos ingenieros y si los estudios los hacen la ART es fácil determinar cuál será el resultado de los mismos.


Las enfermedades contempladas en el presente Anexo se considerarán incorporadas al Listado a partir de la fecha de vigencia de la norma que así lo declare, y dicha nueva normativa sólo se aplicará a las contingencias cuyo hecho generador se produzca con posterioridad a la incorporación de las mismas al Listado  


La incorporación de las enfermedades al listado rige para las que se manifiesten a partir del 28 de enero de 2014 (fecha de entrada en vigencia del decreto 49/2014).

OTRAS HERNIAS INCORPORADAS: 

No hay que confundirse ya que el Decreto también incorpora las hernias crurales y las hernias inguinales que son enfermedades DISTINTAS de las hernias discales o patologías columnarias.  Estas enfermedades (crurales e inguinales) no son motivo de este trabajo. 


COMENTARIOS.

Por nuestra experiencia profesional examinando potenciales reclamos de clientes, observamos que un gran porcentaje de ellos se diagnostican como “protrusiones”. Esto quiere decir que si el criterio  médico de determinar que una “protrusión” no alcanza a ser hernia, muchas discopatías quedarán sin cobertura.

En el caso que se pase el primer filtro indicado, existe una serie de vallas u obstáculos para el reconocimiento de patologías que permitirán a las ART abrir o cerrar la canilla a discreción. La intervención de Comisiones Médicas, al igual que en el pasado, no se advierte como garantizadora de los derechos de los Trabajadores, con lo cual si bien en algunos casos podrá disminuir la litigiosidad, entendemos que un gran porcentaje de discopatías continuará siendo dirimidas en los Tribunales Judiciales.

A su vez, quedan fuera de este sistema los reclamos por acción judicial de reparación integral que pueden plantearse ante el empleador o la ART, en este último caso por deficiencias de control de las medidas de seguridad e higiene, con fundamento en el art. 1074 del Código Civil.



UNA ACLARACIÓN POSTERIOR (FEBRERO 2014). Algunas personas me manifestaron que si la hernia no entraba dentro de los requisitos aquí indicados no se podía reclamar. HAY QUE ACLARAR que la hernia de disco se PUEDE RECLAMAR EN JUICIO LABORAL sin que sea necesario cumplir con los requisitos anteriores. Alcanza probar que la enfermedad fue causada por el trabajo pesado, lo que se llama relación de causalidad entre la tarea y el daño. 




Gabriel Martinez Medrano gabrielmartinezmedrano@gmail.com

viernes, 27 de diciembre de 2013

VACACIONES !!!



Estimados clientes y amigos: Les contamos que desde el 1° de Enero 2014 hasta el 1° de Febrero 2014 el Estudio permanecerá cerrado por Feria Judicial.  

La Feria Judicial quiere decir que los Juzgados y Tribunales están cerrados, no se puede presentar demandas, hacer conciliaciones o tener reuniones. 

Para casos urgentes les pedimos se contacten al email gabrielmartinezmedrano@gmail.com que trataremos de responderlos. De todos modos, cualquier consulta recibida durante Enero la contestaremos a nuestro regreso. 

Que tengan feliz año nuevo y los que se las tomen FELICES VACACIONES !!!

jueves, 5 de diciembre de 2013

HERNIA DE DISCO TRABAJADOR DE FRIGORIFICO. TAMBIEN PAGA LA ART POR NO CONTROLAR MEDIDAS DE SEGURIDAD



La Camara Nacional de Apelaciones del Trabajo otorgó una indemnización de $ 250 mil  al obrero de 57 años que se desempeñaba en tareas de "desnucador de vacunos y limpieza de la faena (levantar las panzas y visceras de las vacas)" para un frigorifico. 

La Camara entendio que la tarea era la causa que le habia generado una hernia de disco con una incapacidad del 10%. 

A su vez el Tribunal entendió que debía dar mayor valor a un informe psicológico que determinaba el 15% por sobre el perito medico que habia estimado una incapacidad psicológica de 10%, a tenor de la mayor especialidad de la psicologa en dicho campo. 

Por ultimo, se extendió la responsabilidad a la ART Prevención que habia omitido controlar las medidas de seguridad e higiene laboral que NO se le daban al obrero. 

En este ultimo punto la sentencia señala para distinguir la culpa de la empleadora de la de la ART: 

Claro está que no puede soslayarse la forma de apreciación de la culpa en uno y otro caso. Esto es así porque si existe la disposición basta con la omisión para que nazca la responsabilidad, y si no, será necesario un análisis de las circunstancias de lugar, tiempo y persona.
Luego, ambos caminos pueden recorrerse en autos habida cuenta la vigencia de los arts. 7, 8, y 9 de la ley 19.587 y la obligación legal de la empleadora de haber promovido la capacitación del trabajador en materia de seguridad en el trabajo, particularmente en lo relativo a la prevención de los riesgos específicos de las tareas asignadas (art.9 º inc. K). Lo dicho es, sin entrar en el debate técnico de cuál hubiera sido el medio más idóneo de prevención del caso.
Es de recordar que las A.R.T. desempeñan un papel fundamental en materia de seguridad y es esta función la que genera responsabilidad. Están obligadas a asesorar a los empleadores para prevenir y proteger (actividades permanentes de prevención y vigilancia) y la conducta omisiva observada implica una negligencia en su obrar que trajo como consecuencia los daños en la salud del actor. Así el empleador directo es responsable por el daño causado y la ART ha incurrido en una omisión culposa que conlleva la aplicación del mencionado art. 1074 por lo que debe responder no acotado al valor de la póliza sino plena e integralmente, en forma solidaria por el crédito reconocido al trabajador.
Así entonces, resulta que el empleador es responsable directo por el daño causado y la A.R.T. ha incurrido en una omisión culposa que conlleva a la aplicación del mencionado art. 1074 del C. Civil por lo que debe responder solidariamente y no sólo en los términos de la póliza.

El caso se llama: SENTENCIA DEFINITIVA Nº45976 CAUSA Nº 36.985/10 - SALA VII - JUZGADO Nº24  sentencia de fecha  29 días del mes de octubre de 2013, “Sanchez Oscar Homero c/ Agroflex S.A. y otro s/ Accidente-Acción Civil

lunes, 2 de diciembre de 2013

CUIDADO CON LO QUE SE FIRMA !!!

Una breve pastilla del peligro de firmar papeles sin asesoramiento adecuado. 

A un obrero de la PIRELLI que posee una hernia de disco lo "arreglan" para que se vaya de la empresa. Le prometen una indemnizacion y lo llevan a firmar. Vaya a saber si fue en una escribania o en una instancia administrativa y si el trabajador tuvo abogado o si - como sucede a menudo - la empresa se lo provee. 

La cuestion es que luego de cobrar la indemnizacion por despido (disfrazada de una "bonificacion por egreso", pretende reclamar por una hernia de disco y la Excma Camara, leyendo los papeles firmados al momento del despido - redactados obviamente por la empresa - entendio que el dinero recibido era "a cuenta" de cualquier otro reclamo y por ello de la indemnizacion de la hernia, desconto lo recibido previamente. 

Este ejemplo demuestra el peligro de firmar papeles sin adecuado asesoramiento. 


“F., C. J. c/ Pirelli Neumáticos SA y otro s/ accidente – acción civil” – CNTRAB – 30/09/2013
EXTINCIÓN DEL CONTRATO DE TRABAJO POR VOLUNTAD CONCURRENTE DE LAS PARTES. Art. 241 de la LCT. ACUERDO LABORAL. Rubro: “BONIFICACIÓN POR EGRESO”. No se ha configurado un despido encubierto. Disolución del vínculo que no ha generado obligación indemnizatoria en cabeza de la empleadora. Pago que podría imputarse a cualquier concepto que correspondiera con motivo del vínculo habido entre las partes. ENFERMEDAD LABORAL. Afección columnaria. Cuantificación de perjuicios sufridos por el trabajador. Corresponde descontar de la indemnización reconocida, en base al derecho común, el importe de la bonificación abonada. DISIDENCIA PARCIAL: Compensación decidida en la instancia anterior que carece de causa. Derecho del demandante a percibir el total de la indemnización fijada Citar: elDial.com - AA83BC 

El texto de la sentencia, en su parte pertinente dice: 

En segundo lugar, respetuosamente, discrepo con mi distinguido colega en cuanto propicia revocar la decisión de grado con respecto a la bonifi-cación extraordinaria por egreso oportunamernte abonada por la ex empleadora que la sentenciante ordenó descontar en base la doctrina que emana del caso “Gatarri”. A mi entender, los términos en los que fue pactado el pago de dicha bonificación en el acuer-do extintivo obrante a fs.53/54 encuadran en los presupuestos fácticos valorados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el mencionado precedente. En efecto, en la cláusula segunda se dejó en claro que se abonaba dicha bonificación extraordinaraia “con motivo del egreso” pactado por mutuo acuerdo en los términos del art.241 de la LCT; y en tanto no se ha demostrado en autos que se tratara de un despido encubierto, cabe concluir que la disolución del vínculo en los términos de esa norma no generaba obligación indemnizatoria alguna en cabeza de la ex empleadora. En tales condiciones, estimo que el pago de dicha suma no puede considerarse implícitamente imputado al pa-go de una indemnización que derive del egreso en la medida que, reitero, la extinción en los términos de la norma citada no daba derecho al actor a percibir indemnización algu-na. Sin perjuicio de ello, observo que, al igual que en el caso “Gatarri”, en la cláusula tercera el actor dijo que “…imputa el importe total percibido por bonificación por egreso a la cancelación de cualquier concepto que Pirelli Neumáticos SAIC pudiere llegar a adeudarle , emergente de la relación laboral y/o de su extinción, incluyendo entre dichos conceptos, al sólo efecto enunciativo …..indemnización de daños y perjuicios emergentes de accidentes de trabajo y/o enfermedades y/o accidentes” (ver fs.53/54).
Como puede apreciarse en el instrumento público