jueves, 3 de julio de 2014

VIDEO: HERNIA DE DISCO EN CHOFER DE COLECTIVOS. CALCULO DE INDEMNIZACIÓN.

Estimados clientes y amigos, ya está en linea un nuevo video sobre cómo calcular una indemnización por hernia de disco, esta vez nos referimos a un caso de un chofer de colectivos.

Enlace del video aquí

miércoles, 11 de junio de 2014

BUENA NOTICIA !!! AUMENTA LA TASA DE INTERES EN JUICIOS LABORALES PARA LA CAPITAL FEDERAL (36% ANUAL)


La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo el día 21 de mayo de 2014 decidió cambiar la tasa de interes que se aplica para los créditos laborales, entre ellos, los reclamos por enfermedades profesionales. 

De la "tasa activa" se pasó a la "tasa por créditos de libre destino" que actualmente es del 36% anual.

Esto quiere decir que si una sentencia condena a pagar un capital de 100 mil pesos y el accidente fue hace un año, el empleador o la ART deben pagar 136 mil pesos por la demora de un año desde el accidente. Y así sucesivamente 36 mil pesos por cada año de demora en nuestro ejemplo. Lo mismo ocurre para los juicios de despido y cualquier otro juicio laboral. 

ACLARACIÓN: esto solo rige para los juicios que tramitan en la Capital Federal. En la Provincia de Buenos Aires por el contrario se paga la miseria del 8% anual (tasa pasiva del Banco Provincia). Esto ultimo hace que muchas personas que viven y trabajan en la Provincia traigan los juicios a abogados de Capital Federal para plantearlos en la Justicia Laboral de la Ciudad. 


El aumento de la tasa es un beneficio para los Trabajadores que deciden (y pueden) litigar en la Capital Federal. 


Los empresarios se quejan (cuando no!) en esta nota del periodico económico IProfesional. 

Este aumento en la tasa de interes permite pelearle a la inflación y evitar la bicicleta que hacen las ART  y las empresas de demorar lo mas que pueden los juicios laborales para pagar en una moneda devaluada las indemnizaciones. Esperamos que esta tasa haga reflexionar a las empresas de que es mejor un buen acuerdo que un mal juicio. 



Gabriel Martinez Medrano. Abogado de Trabajadores.
gabrielmartinezmedrano@gmail.com 
Whatsap 0111534740560




domingo, 8 de junio de 2014

HERNIA DE DISCO POR CARGAR CAJAS DE CERAMICOS (MENDOZA) RESPONDE LA ART MAPFRE



La Cámara del Trabajo de Mendoza condenó a MAPFRE ART pagar una indemnización a un trabajador que se hizo una hernia de disco (lumbalgia) cargando cajas de cerámicos ya que el Tribunal consideró que eran  tareas de esfuerzo y posiciones viciosas.

  

TAREA QUE DESEMPEÑABA:

Sostiene que ingresó a trabajar en la firma Hipercerámico SAIC como maestranza B el 04/12/2000, siendo considerado apto para realizar todo tipo de tareas según el examen médico de ingreso, extendiéndose la relación al día 31/07/2007, fecha en que se dejó cesante al actor habiendo reclamado diferencias de indemnización ante la Sexta Cámara del Trabajo. 

Desde su ingreso desarrolló tareas en el depósito en horarios prolongados y efectuando reiterados esfuerzos físicos, traslado de cajas de cerámicos (carga y descarga) y estiba de los mismos en forma repetitiva sin contar con medios técnicos de seguridad, tareas de esfuerzo realizadas en posiciones viciosas. 

Señala que no se le efectuaron exámenes médicos periódicos ni post ocupacional. 

Dice que el 29 de enero de 2006 siendo aproximadamente las 20 hs.en ocasión y motivo de prestar servicios, sufre un accidente de trabajo sintiendo un fuerte dolor lumbar cuando trasladaba cajas, que oportunamente lo denunció a la aseguradora de riesgos del trabajo demandada

Sumario:


1.-Corresponde acoger la demanda por accidente laboral incoada contra la ART, pues de la prueba arrimada al proceso surge acreditado la ocurrencia de por lo menos dos accidentes sufridos trasladando cajas, asimismo surge acreditado la realización de esfuerzos en el desarrollo de sus funciones, tal como lo consigna las denuncia formulada ante la aseguradora; además, el informe pericial médico acredita la relación de causalidad adecuada del accidente y las tareas realizadas con las afecciones en la salud del actor -lumbalgia. 

2.-De conformidad con el informe del perito médico, sumado a la inexistencia de examen médico de ingreso, cabe concluir que el actor padece un porcentaje de incapacidad funcional que reconoce relación de causalidad adecuada con el trabajo realizado y el accidente sufrido y otro porcentaje de incapacidad que tiene origen inculpable. 


3.-Para poder determinar si una patología o un evento dañoso cae en el ámbito de cobertura establecido por la LRT es necesario indagar en la ejecución concreta de débito laboral para comprobar la existencia del nexo funcional en el que se sitúa, a partir de una red de causalidad u ocasionalidad suficientemente perceptibles como para calificarlos como accidente de trabajo o enfermedad profesional. 



Partes: Fernandez Juan Marcelo c/ Mapfre Argentina ART S.A. s/ accidnte

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

19-mar-2013

jueves, 1 de mayo de 2014

CERVICOBRAQUIALGIA (HERNIA DISCAL CERVICAL) EN EMPLEADA DE MAESTRANZA DE MANTENIMIENTO EN UN CLUB

La Camara Laboral de Cordoba dictaminó una indemnización a favor de la empleada de maestranza y de mantenimiento en un club que había trabajado realizando esfuerzos durante 15 años para el mantenimiento de la pileta y el predio en general. 

Dice la sentencia que la reclamante cumplía tareas de maestranza vinculadas con la mayor actividad del club en el periodo de verano, más específicamente se desempeñó como encargada de la pileta, del vestuario y mantenimiento del predio. 

Señala que las tareas desarrolladas, han consistido en movimientos repetitivos comprometiendo principalmente los miembros superiores. Destaca que vinculado al manejo de la pileta ha debido manipular distintas sustancias químicas, en especial ácidos, detergentes y cloros sin que se le proveyeran los elementos indispensables para su protección. Todo lo cual ha obrado como agente causal de las patologías que padece. Expresó que ante la aparición de síntomas tales como anosmia, cervicalgias y lumbalgias, concurrió a la consulta de un médico, quien le diagnostico síndrome cervicobraquial, lumbalgia crónica de origen postraumático y por esfuerzos físicos y anosmia por inhalación crónica de sustancias irritantes y toxicas. Las que fueron calificadas como enfermedades profesionales e incapacitantes en forma parcial y permanente de un treinta y dos por ciento de la total obrera. 

El informe pericial médico oficial hace mención de los antecedentes de la causa, exámenes físicos realizados, métodos auxiliares de diagnostico y establece como diagnóstico definitivo que la actora padece de síndrome cérvico braquial bilateral, con limitación funcional y lumbalgia por espóndilo artrosis con limitación funcional. Concluye que las patologías sufridas por la actora están constituidas por un conjunto de síntomas referidos al segmento cervical y lumbar de la columna vertebral, que provocan dolor que se irradia a miembros superiores e inferiores, acompañado de rigidez, contracturas muscular paravertebral, disminución de la fuerza muscular, con limitación de los movimientos. Luego de explicar la perito interviniente cómo es el funcionamiento de los grupos musculares comprometidos, explica que la actora al efectuar tareas fuera de los limites fisiológicos y al sumar un trabajo dinámico una mala postura, gestos repetitivos y mantenidos, sobrecarga, posiciones forzadas, rompen el equilibrio biodinámico, la persona sufre una fatiga acumulativa de los elementos biomecánicos por una mecanotaxia prolongada y la subsiguiente aparición del cuadro clínico de la enfermedad profesional. Expone que la realización por la actora de gestos repetitivos, posiciones forzosas en columna vertebral, miembros superiores hombros, codos y de los tendones extensores de la mano y los dedos; en las extremidades inferiores requería movimientos de flexoextensión de columna lumbar y rodillas. El tiempo de exposición de quince años y la lesión es síndrome cérvicobraquial bilateral, con limitación funcional, lumbalgia por espóndiloartrosis con limitación funcional, contemplados en la ley 24.557, decretos 658/96, 659/96 y 1278/00. Concluye que el cuadro clínico debe calificarse como enfermedad laboral, con una incapacidad laboral del once por ciento de la total obrera, correspondiendo seis por ciento al síndrome cérvicobraquial, con limitación funcional, cinco por ciento a lumbalgia por espóndiloartrosis con limitación funcional, sumados los factores de ponderación resulta un total del doce con sesenta por ciento de la total obrera

Camara del Trabajo de Córdoba,treinta días del mes de abril del año dos mil trece, “GOTTARDI GABRIELA DEL MILAGRO c/ MAPFRE ART SA -ORDINARIO - ENFERMEDAD ACCIDENTE (LEY DE RIESGOS) Nº 126266/37

HERNIA DE DISCO EN CAMIONERO

La Camara Laboral de la Ciudad de  Rafaela (Pcia de Santa Fe) dictó una interesante sentencia en la cual acepta una indemnización a favor de un camionero por hernia de disco causada por esfuerzo en sus tareas. 

Algunos conceptos son los siguientes: 

Sobre las actividades de esfuerzo, se ha señalado que cuando un trabajador se ve precisado a transportar cargas en forma manual de 16 a 34 kg., los empleadores "deben observar procedimientos administrativos para identificar a las personas que no están en condiciones de manipular esos pesos periódicamente sin correr riesgos inaceptables, a menos que se proporcione una asistencia mecánica"; debiéndose tener en consideración que para pesos de 34 a 55 kg. "a menos que la manipulación periódica de pesos de estas proporciones quede limitada a un personal supervisado, seleccionado y adiestrado en forma eficaz, deberán utilizarse sistemas de manipulación mecánica".


Si bien el actor no está incapacitado en forma parcial y permanente para en todo el resto de vida laboral útil, nada le asegura que pueda continuar desempeñándose como conductor de camión hasta poder obtener la jubilación ordinaria, razón por la cual no resulta desatinado pensar que deberá insertarse en el mercado laboral con su capacidad disminuida por la hernia discal, lo que motiva que sea indemnizable el riesgo de inseguridad en el mercado de trabajo en el caso de personas jóvenes.


Desde el punto de vista médico legal, todo paciente afectado de una posible hernia de disco, se halla incapacitado en forma temporaria en los períodos agudos de su afección y se encuentra parcial y permanentemente afectado en toda la existencia del lesionado, tanto si es o no intervenido quirúrgicamente.

Con respecto al porcentaje de incapacidad en los casos de hernias discales, se señala: "La disminución de la capacidad laborativa puede oscilar entre el 10% y el 80% de la total obrera. Considerando los casos leves caracterizados por dolor, ligera impotencia funcional, discreta atrofia muscular, hasta la agravación de la sintomatología pudiendo llegar a provocar la postración del afectado por el dolor, la impotencia funcional, las contracturas antálgicas, las atrofias musculares marcadas y las neurodositis por compresión".

Teniendo en cuenta que el actor se siente limitado en aspectos de su personalidad como consecuencia de la dolencia, que internaliza el daño vivido como una amenaza a su sentido de integridad y plenitud corporal, lo cual dificulta que se proyecte con optimismo en lo que hace al "despliegue de su vida", que "posee buenos recursos a nivel de su subjetividad para responder al hecho del daño vivido", que recibirá "asistencia psicológica orientada al reforzamiento yoico, para asumir sus limitaciones y reorganizar sus planes vitales" (pues la sentencia condena al pago de un tratamiento de seis meses de duración, con sesiones semanales), y que se encuentra, siendo joven aún, con una incapacidad laboral "de carácter moderado", no incapacitando al actor para realizar actividades de la vida diaria que no exijan esfuerzos; concluyo que el importe de $ .... fijado por el a quo se muestra razonable para reparar los padecimientos espirituales causados por la afección columnaria....

Gregorio, Daniel Humberto c/ Oclides Rocca de Aguilar e Hijos s/ Ordinario (Expte Nro. 401-01, Resolución Nro. 112, Tomo 21, Folio 27/33) SENTENCIA 12 de julio de 2002 CAMARA DE APELACION EN LO CIVIL, COMERCIAL Y LABORAL. RAFAELA, SANTA FE


jueves, 3 de abril de 2014

HERNIA DE DISCO EN ENFERMERAS POR MOVILIZAR Y TRASLADAR PACIENTES


Hace un tiempo en este Blog posteamos un caso de una enfermera de geriátrico que habia sido indemnizada por una hernia de disco causada por movilizar ancianos. Ver enlace. 

En esta ocasion vamos a comentar dos casos similares. 

En el primero de ellos se otorgó una indemnización a una enfermera de neonatología que sufrió un accidente al movilizar y trasladar madres parturientas en sillas de ruedas por las escaleras del sanatorio y las incubadoras.  

La Camara Nacional de Apelaciones del Trabajo le otorgó una indemnización por la incapacidad sufrida por una hernia sufrida en dicha ocasión, con los siguientes fundamentos: 


Del relato de los testigos se desprenden las tareas realizadas durante la evacuación: 

 La testigo Ferreira Dos Santos (fs. 377/378), declaró que era empleada de la demandada y que conocía a la actora del Sanatorio de la Trinidad, donde se desempeñaba como enfermera en la parte de neonatología. Explicó que ambas cumplían los mismos horarios los días sábados, domingos y feriados de 7 a 21 horas y que la accionante sufrió un accidente de trabajo cuando tuvieron que efectuar la evacuación del Sanatorio a causa de una fuga de gas que hubo en Bullrich esquina Cerviño el día 21 de setiembre de 2005 ó 2006. Manifestó que la actora estuvo haciendo fuerza trasladando en sillas de ruedas a las madres que estaban en el Sanatorio y a los bebés en las incubadoras hacia la calle y que, a partir de ahí, comenzó a sentir dolor en el brazo, cree que era el brazo derecho, y que lo supo porque la vió. Los chicos fueron trasladados al Medical Center y luego fueron nuevamente traídos a la unidad de terapia intensiva neonatológica, donde la actora ayudó a ordenar y volvió a nursery también a organizar. Agregó la dicente que también evacuaron el material que podían llegar a necesitar, monitores, sondas, leche y pañales, porque no sabían cuánto tiempo no iban a estar en el Sanatorio. Manifestó además que todo el personal que estaba trabajando en ése momento hizo la evacuación, alrededor de 8 ó 10 enfermeras de neonatología, dos mucamas, un auxiliar de servicio, cuatro ó cinco médicos que estaban en ese momento y los camilleros. Sostuvo que la lesión de la actora fue posterior al traslado de los pacientes y que, anteriormente, nunca había referido dolor en el brazo. No sabe cuántas madres fueron trasladadas por la actora, que había muchos bebés chicos y que se actuó con la mayor calma posible sin alterar a nadie y que todos ayudaron a trasladar.

Entonces el Juez fundamentó: 

contrariamente a lo sostenido por la recurrente, de la prueba testimonial aportada a estos autos surge acreditado que la actora sufrió el 21/9/05 un accidente en ocasión y con motivo de su trabajo en el Sanatorio de la Trinidad al ayudar a la evacuación de personas e incubadoras, por lo que la queja de la demandada Galeno Argentina SA. no puede tener recepción favorable en este aspecto.
Desde esa perspectiva, considero que el esfuerzo que implicó empujar sillas de ruedas con pacientes por las escaleras y las incubadoras resultaban cosas generadoras de un riesgo específico pues es evidente que, por el peso que tenían, exigían un considerable esfuerzo físico para movilizarlas. Por otra parte, en el caso, es indudable que al evidente riesgo generado por las “cosas” (sillas de ruedas con personas e incubadoras) se agrega como factor desencadenante el hecho que debieron ser movilizados por escaleras ya que los ascensores no podían ser utilizados. Creo oportuno recordar aquí que en el Ac. Pl.Nº 266, “Perez, Martin I. C/Maprico SAICIF” del 27/12/88 se fijó la siguiente doctrina: “en los límites de la responsabilidad establecida por el art. 1113 C.Civil, el daño causado por el esfuerzo desplegado por el trabajador para desplazar una cosa inerte, puede imputarse a riesgos de la cosa”. En consecuencia, es evidente que el accidente guarda relación causal adecuada con el riesgo de las cosas que la empleadora tenía bajo su guarda (sillas con personas e incubadoras) y que, por lo tanto, la situación resulta encuadrable en el esquema de responsabilidad previsto en el art. 1113 del Código Civil.
CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO, SENTENCIA DEFINITIVA Nº: 97.964 SALA II Expediente Nro.: 31.813/2006 (Juzg. Nº 15) AUTOS: "LAZARTE GLADIS MARGARITA c/ SANATORIO LA TRINIDAD PALERMO S.A. Y OTROS s/ ACCIDENTE ACCION CIVIL" 30/4/2010


En el segundo caso se trata de una enfermera de un establecimiento donde atendía pacientes ancianos con alzheimer. 

Del relato de los testigos se desprende que: Los testigos de ambas partes (Cejas: fs. 245/246; De Sousa fs. 261; Rogel fs.310/311; Canto fs, 248/249) todas enfermeras y con conocimiento de la labor desarrollada por la actora, por haber trabajado en el lugar, fueron contestes en Miriam Pacheco fue asignada al sector Raggio y Devoto donde atendía a enfermos con mal de Alzheimer, que implicaba higienizarlos, cambiarlos, darlos vuelta, movilizarlos, muchas veces a personas de considerable peso y volumen físico, sola habitualmente.

El Tribunal condena al empleador a pagarle una indemnización con el fundamento: 

La actividad laboral prestada por la actora como enfermera habiendo sido designada al cuidado de pacientes gerontes con alzheimer que practicamente los inmobiliza, a la edad de la actora, significa que el concepto de “cosa” debe ampliarse al de ámbito laboral. Y el de “cosa riesgosa” al de “actividad riesgosa”.

Ya sea por aplicación de la primera parte del segundo párrafo del art.1113

del Código Civil …”en los supuestos de daños causados con las cosas” o la segunda parte del mismo párrafo….”si el daño hubiere sido causado por el riesgo…de la cosa” no hay eximición total o parcial de responsabilidad para la demandada toda vez que no ha demostrado que de su parte no hubo culpa, y menos acreditado la de la víctima o de un tercero por quien no debe responder.

De todo ello corresponde inferir, a tenor del encuadre dado al reclamo, que resultan de aplicación las previsiones del art. 1113 del Código Civil, por cuanto en la provocación del daño ha intervenido una cosa (interpretando este término en toda su extensión, la cual, además, resulta notoriamente provocadora de riesgos o peligros. A la parte demandada, atendiendo a las defensas esgrimidas, le correspondía acreditar los extremos antes citados para así disolver el nexo causal.

Si bien la lesión incapacitante sufrida por la actora no constituyó un accidente súbito, si quedó probado que se produjo a partir de un esfuerzo con un paciente en julio de 2008 a partir de lo cual se registran diversos tratamientos médicos en su legajo hasta su despido por la empleadora. Por lo tanto tampoco pueda decirse que se trata de una “enfermedad profesional o laboral” y sí más bien una lesión producida por el trabajo profesional de enfermera en el cuidado de enfermos.

Consecuentemente he de propiciar la revocación de la sentencia de grado, haciendo lugar a la demanda de daños y perjuicios con base en el art. 1113 entablada por la actora, de la cual se atribuye responsabilidad directa a la accionada de autos.

CAMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO SALA VI EXPTE. Nº 10.590/2009 JUZGADO Nº 6 AUTOS: “PACHECO MIRIAM RAQUEL C/ SOCIEDAD ITALIANA DE BENEFICIENCIA EN BUENOS AIRES Y OTRO S/ ACCIDENTE – ACCION CIVIL”


De los casos antes reseñados se desprende la responsabilidad del empleador y de la ART por los daños producidos en la salud de las enfermeras causados por levantar y movilizar cosas y personas inertes (pacientes). 

En un articulo en que hace se referencia a la peligrosidad de dicha tarea y los recaudos que deberían cumplirse y enseñarse a las enfermeras para disminuir los riesgos en su salud, se dice: 


Las tareas de movilización y levantamiento de pacientes son la principal causa de lesiones  músculo-esqueléticas en el personal de la salud. Estos trastornos pueden ir desde  síntomas leves de aparición periódica hasta cuadros crónicos altamente incapacitantes.  Entre los principales ejemplos se incluyen los dolores lumbares, hernias de disco,  tenosinovitis, síndrome del túnel carpiano, y los esguinces y distensiones musculares de  hombros. Estas tareas son realizadas fundamentalmente por enfermería en forma manual y de manera repetitiva, lo que aumenta las chances de sufrir estas lesiones en el trabajo. 

El documento completo, que se llama "Fragil! pautas para movilizar y desplazar pacientes"  Ver Link


En otro trabajo universitario se indica: En el trabajo de enfermería se desarrollan múltiples tareas en donde a veces se requiere de un gran esfuerzo físico. La movilización y el transporte de  pacientes, el trabajo prolongado de pie, los movimientos repetitivos y la falta de  descanso por tener doble trabajo en la mayoría de los profesionales, constituyen importantes factores de riesgo que producen con el paso del tiempo, lesiones  óseas, musculares, articulares y tendinosas. Si a esto se le suma una postura  inadecuada y una incorrecta aplicación de los principios de mecánica corporal el riesgo aumenta. 

El texto completo aquí. 


Gabriel Martinez Medrano
abogado de trabajadores
especializado en accidentes de trabajo
y enfermedades profesionales
gabrielmartinezmedrano@gmail.com




domingo, 9 de marzo de 2014

INDEMNIZAN ARTROSIS EN CHOFER DE COLECTIVO DE CORTA DISTANCIA

La Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo entiende que la artrosis puede ser calificada como enfermedad laboral en el caso de los choferes de colectivos de corta distancia. 


Así se dijo: 


En  las  conclusiones alcanzadas en el Plenario del Cuerpo Médico Forense   del   05/05/94   (DT   1994-B-2249)  se expresaba  que microtraumatismos   laborales  en  modo alguno  podían  producir artrosis,   y que  las  tendencias actuales  atribuían  a  esa enfermedad   origen   genético.   

Pero   esas   conclusiones  son anteriores  al  dictado  del decreto 658/96, norma que reglamenta el  art.  6  de la ley 24557 y que reconoce a las actividades que  expongan  al cuerpo entero a vibraciones (particularmente las que llevan  a  cabo los conductores de vehículos pesados) como agente provocador  de  enfermedades  como  la  espondiloartrosis  de  la columna lumbar. 

19.452/2008   MONTERO, CARLOS ALBERTO C/ LINEA 22 S.A. S/ACCIDENTE - ACCION CIVIL 15/04/10 91873 CÁMARA NACIONAL DE APELACIONES DEL TRABAJO. Sala III.